Declaración de humedales urbanos en Puerto Montt pone en jaque a 15 proyectos de la zona

▪ Entre las iniciativas figuran desde complejos inmobiliarios hasta un astillero. Desde la municipalidad aseguran que en el marco actual es posible lograr un desarrollo sustentable.

POR CLAUDIA SARAVIA

2022-01-14T08:00:00.0000000Z

2022-01-14T08:00:00.0000000Z

Diario Financiero

https://diariofinanciero.pressreader.com/article/281668258336772

EMPRESAS

Conforme avanza el complejo escenario hídrico, las autoridades han dispuesto distintas medidas para hacer frente a esta situación enfocando sus esfuerzos en desafíos como la protección de las superficies acuíferas a lo largo del país. Este es el caso de la Municipalidad de Puerto Montt, que inició un proceso que busca declarar 18 humedales urbanos en la zona, sumándose a la solicitud realizada por el ministerio de Medio Ambiente que busca declarar otras cuatro áreas. Una medida que si bien apunta a la protección de los ecosistemas significa un problema para el desarrollo de, al menos, 15 proyectos de construcción, que podrían verse directamente golpeados por la tramitación en curso. De acuerdo a la información del Sistema de Evaluación de Impacto Medioambiental (SEA), ocho de las iniciativas están en evaluación del SEIA de Puerto Montt. De éstas, cuatro corresponden a proyectos inmobiliarios, más otros asociados a la piscicultura, una línea de transmisión eléctrica y un astillero, con inversiones estimadas por un total de US$ 100 millones. Por su parte, los siete proyectos restantes -vinculados al sector inmobiliario-, cuentan con la Resolución de calificación ambiental (RCA) otorgada por el SEA, y representan inversiones por unos US$31,5 millones. Falta de instancias Jorge Cash, jefe del área de Medioambiente del estudio Elías Abogados, trabaja con varios de los clientes afectados de la zona y señala que la principal preocupación de las empresas radica en que “no poseen una instancia para formular alegaciones asociadas a la afectación de su derecho de propiedad y que otorgue certeza para el desarrollo de sus proyectos inmobiliarios”. A diferencia del proceso de otorgamiento de permisos medioambientales, la legislación promulgada en 2020 no tiene una etapa de alegaciones ciudadanas. Por ello, los titulares sólo pueden aportar antecedentes dentro de dos semanas a partir de la declaración del humedal, y si desean defender sus intereses deben recurrir al Tribunal Ambiental e interponer un recurso de impugnación contra la resolución. “Entienden que únicamente la instancia para solucionar las controversias asociadas a la declaración de un Humedal Urbano es recurrir al Tribunal Ambiental competente. Obviamente, no acomoda porque se instala la falsa idea de que se trataría de desarrolladores que se oponen a la declaración de humedales urbanos, lo que no es efectivo. Su voluntad también es protegerlos a través de una gobernanza compartida con las comunidades y la autoridad”, sostiene Cash. Y si bien, desde el municipio están conscientes de que la declaración “se trata de un cambio radical en la forma de hacer ciudad”, indican que “los proyectos de desarrollo inmobiliario deben incorporar a estos espacios como parte de sus proyectos”, según sostiene Pablo Triviño, encargado del Departamento de Medio Ambiente de la Municipalidad de Puerto Montt. A su juicio, “no pueden estos espacios ser vistos como un ‘problema’ para las empresas”. Y hace hincapié en la idea de “generar áreas verdes 2.0 que permitan tanto la convivencia de personas con los ecosistemas”.

es-cl